Las horas que duermo ¿afectan a mi apetito?

La recomendación de dormir alrededor de 8 h al día ya no es solamente una cuestión de descanso sino que también está muy relacionado con nuestra alimentación.

A pesar de la extendida creencia de que “dormir poco adelgaza” ya que durante las horas que estas en la cama se quema menos energía, y de que quienes duermen mucho tienden a ser menos activos; debemos entender bien a nuestro organismo para darnos cuenta de que dormir menos de ocho horas al día también puede influir de forma considerable en las posibilidades de acumular kilos de más: la falta de sueño puede alterar la función metabólica o reducir la energía y las ganas de practicar ejercicio.En los últimos años se han llevado a cabo una serie de estudios en los cuales se observa una relación entre la falta de horas de sueño y el sobrepeso u obesidad. Por el contrario dormir las horas necesarias contribuye a poder tener un mejor control de nuestro peso. Esto no solamente se debe a nuestro metabolismo basal, que sigue funcionando mientras dormimos y representa entre un 60 y 70 % de nuestro gasto energético total diario, sino también a nuestro complejo sistema hormonal.

Las hormonas regulan muchas funciones en los organismos, incluyendo entre otras el estado de ánimo, el crecimiento, la función de los tejidos y el metabolismo, y también trabajan durante nuestro descanso.

Algunas de estas hormonas  y sustancias similares intervienen en la regulación del apetito, por ejemplo el péptido intestinal Y (PYY), el péptido similar al glucagón (GLP), la insulina, la colecistokinina, la leptina y la grelina. Todas estas inhiben el apetito, a excepción de la grelina.

La falta de sueño conlleva un aumento de todas las hormonas que incitan al apetito y provoca la tendencia a ingerir en especial dulces, salados (patatas fritas, frutos secos,…) y comidas con alto contenido en carbohidratos, como la pasta y el pan, lo que repercute en un incremento del peso corporal. Sin embargo, una sola hora de diferencia en la duración del sueño por sí sola es capaz de poner en marcha mecanismos que ayudan a mantener el peso. Estos beneficios no solamente se dan a corto plazo sino también a largo plazo, de hecho existen estudios que muestran como los niños que más duermen durante sus primeros 11 años de vida tienen un menor riesgo de ser obesos en la edad adulta, independientemente del sexo, las horas que pasan viendo la televisión, la situación socioeconómica de los padres, o la actividad física que realicen.

La explicación científica para ello es que la cantidad de sueño condiciona el nivel en el organismo de dos hormonas, la leptina y la grelina, de modo que, en individuos que han dormido poco, disminuye la primera y aumenta la segunda.

La leptina tiende a suprimir el apetito produciendo una sensación de saciedad, con lo que su disminución supone una mayor tendencia a comer. Por el contrario, el aumento de la hormona grelina provoca sensación de hambre. El resultado es un aumento del apetito.

Como vemos la regulación del apetito es un proceso muy complejo que sólo en la actualidad comienza a ser entendido. Para prevenir el desarrollo de obesidad en nuestra sociedad así como para la pérdida de peso podemos actuar sobre los múltiples factores que lo afectan como son el control de la ingesta calórica, el control del índice glucémico, la composición de los alimentos, los hábitos y el estilo de vida y la práctica de ejercicio y junto a estos es necesario dormir al menos 7 u 8 horas diarias.

¡Descansa bien y podrás utilizar en el día toda tu energía!

Esta entrada fue publicada en ¡Cuídate mucho! y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las horas que duermo ¿afectan a mi apetito?

  1. Muy buen articulo, bastantes cosas que no conocia de nuestro organismo. Muy util para conocer las consecuencias del desvelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>