LA QUINOA, UN SUPERALIMENTO YA A NUESTRO ALCANCE.

La quinoa es un alimento relativamente nuevo para la población en general pero que poco a poco se va popularizando y vamos introduciéndolo en nuestra dieta habitual.

La FAO (Food and Agriculture Organization) ha designado al 2013 como el año internacional de la quinoa. Nosotros en Vitalista queremos potenciar el consumo de este alimento elaborando recetas con quinoa por sus múltiples beneficios para la salud.

Pero, ¿Realmente sabemos lo que es, de dónde proviene  y qué propiedades tiene sobre nuestro organismo?

¿Qué es la quinoa y de dónde proviene?

Empecemos comentando que la quinoa o también denominada quinua fue el alimento básico de los Incas durante miles de años hasta la llegada de los conquistadores, que sustituyeron su cultivo por el de maíz y patata.

La quinoa no es propiamente un cereal aunque forme granos o semillas, pero se compara con los cereales por su composición y su forma de comerlo. Realmente, es la semilla de una planta anual de hojas anchas perteneciente a la familia de las quenopodiáceas, a la que también pertenecen alimentos que conocemos más como la remolacha, las espinacas y las acelgas, de las que se aprovechan tanto las hojas (cocinadas o como verdura fresca) como su semilla.

En Vitalista le consideramos un super alimento ya que contiene más nutrientes por caloría que la mayoría de sus alimentos similares (arroz, trigo, etc.). La quinoa además de nutrir el cuerpo, ayuda a desintoxicar el organismo y a aumentar la energía y a reforzar el sistema inmunológico.

Es un alimento de fácil digestión que germina en poco tiempo y que presenta una larga conservación debido a una saponina que protege el grano del ataque de parásitos o insectos, que sólo desaparece al lavarse con abundante agua.

En cuanto a su sabor, para que nos hagamos una idea, es muy parecido al sabor del arroz integral, con ciertas notas de nuez, aunque su textura es mucho más fina, recordando bastante al cuscús.

¿Cuál es su composición nutricional?

- Es rica en hidratos de carbono (60% en forma de almidón y sólo un 5% en forma de azúcar) con un índice glucémico bajo, lo que significa que ayuda a mantener regulares los niveles de azúcares en la sangre y por lo tanto es ideal para personas con diabetes o que desean adelgazar comiendo sano.

-Tiene proteínas (14%) de alto valor biológico, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo no puede sintetizar y deben ser incorporados a través de la dieta.

-Sólo contiene un 5% de grasas, siendo además ácidos grasos poliinsaturados omega 3, que ayudan a controlar los niveles de colesterol en sangre y que actúan como potentes antiinflamatorios.

-Es rico en minerales: Fósforo, Potasio, Magnesio y calcio entre otros.

-Es rico en vitaminas (Vitamina C, Tiamina, Riboflavina y vitamina E).
-Contiene alrededor del 7% de fibra favoreciendo al tránsito intestinal.

-No contiene gluten, lo que lo convierte en una alternativa muy interesante para aquellas personas que tienen celiaquía o intolerancia al gluten, salvo cuando se mezcla con harina de trigo para hacerla panificable (pan de quinoa).

¿Qué otros beneficios tiene?

La ingesta habitual de este alimento junto con una alimentación equilibrada y variada puede prevenir la osteoporosis, el cáncer, las enfermedades coronarias, estimular las funciones del hígado, reducir los niveles de colesterol, potenciar el  sistema inmune y el desarrollo de células cerebrales, favorecer el desarrollo de la flora bacteriana, mejorar el ánimo, y es antiinflamatoria, antioxidante, analgésica, cicatrizante y anticatarral, entre otras muchas propiedades.

Y por supuesto, es un alimento altamente apropiado para los celíacos y para las personas vegetarianas por la gran cantidad de proteínas completas y para los deportistas y mujeres embarazadas ya que presentan una necesidad mayor de proteínas, minerales y vitaminas.

Si todavía no has introducido la quinoa en tu dieta habitual, ¡no esperes más! Tu salud y bienestar lo agradecerá. Es tan fácil como cocerla en abundante agua salada (como si fuera pasta) durante unos 15/20 minutos (depende si te gusta más al dente o más hecha), luego la cuelas bien y añade un poco de aceite de oliva virgen extra. ¡Verás que rica está!

Elena Gurucharri
Dietista- Nutricionista de Vitalista

Esta entrada fue publicada en Dieta sana Sobre nutrición Vitaminas ¡Cuídate mucho! y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>