PECHUGA DE PAVO MARINADA CON CALABACINES ASADOS Y QUINOA (RECETA PARA CUATRO PERSONAS)

INGREDIENTES

  • 640 g de pechuga de pavo
  • 600 g de calabacín
  • 120 g de quinoa
  • 60 g de citronela
  • 40 g de jengibre
  • 20 g de cilantro
  • Cuatro cucharadas sopera de aceite de oliva
  • Cuatro cucharadas sopera  de zumo de lima
  • Sal
  • Pimienta
  • Dientes de ajo

MODO DE PREPARACIÓN

  1. Introduce la pechuga de pavo en una fuente con fondo. Salpimenta la carne al gusto y añade por encima el picadillo de ajos, el cilantro, la citronela, el jengibre, las cuatro cucharadas soperas de zumo de lima y la mitad del aceite de oliva virgen y dejamos marinar en la nevera durante una hora.
  1. Corta el calabacín en trocitos pequeños y en una sartén rehógalo con el resto de aceite de oliva a fuego medio-alto.
  1. Saca la pechuga de pavo de la nevera y añade al recipiente los trozos de calabacín rehogados y hornéalo a 180º durante 30 minutos. No te olvides de rociarla de vez en cuando con parte del marinado para que no se seque.
  1. Una vez horneada, retírela del horno y déjalo reposar.
  1. Para preparar la quinoa,  utiliza tres partes de agua por una parte de grano. Cuécelo a fuego medio durante unos 15 minutos, o hasta que el grano se convierta en transparente. Trata de asegurarte de que esté “al dente”, de la misma manera que con la pasta. Lo mejor es que según vayas probando, cocinarla hasta que la encuentres de tu agrado. El tiempo perfecto de cocción se alcanza cuando cada grano de quinoa ha doblado su volumen y libera su germen blanco. Alcanzado este punto, escúrrela y resérvala.
  1. ¡Ya está listo para emplatar! Utiliza la quinoa como base del plato y corta la pechuga de pavo en filetes y añádelas por encima con el calabacín y la salsita del marinado y a disfrutar J

¿Sabías que…?

El marinado, es una técnica de cocina que consiste en remojar un alimento con un líquido aromático durante un tiempo determinado (desde un día hasta varias semanas) para mantenerlo tierno, suavizar su sabor, además de conservarlo y proporcionarle  nuevo aroma.

Antiguamente, el marinado, era un método de conservación de ciertos alimentos, aunque hoy en día ese efecto se pone en duda dependiendo del tipo de marinado.

Si el alimento es inmerso en vinagre, se denomina escabeche (denominación típica de la cocina española), si es inmerso en zumo de limón u otro medio ácido se denomina cebiche (típico de las cocinas latinoamericanas) y si es una mezcla de aceite y pimentón (picante o dulce) se denomina adobo.

¿Te vas a resistir vitalista? ¡Sorprende a tus invitados con esta receta!

Feliz miércoles

Esta entrada fue publicada en Recetas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>