RECETA DE NATILLAS DE CHOCOLATE BLANCO VEGANAS (PARA CUATRO PERSONAS)

INGREDIENTES

  • 500 ml de leche de leche vegetal al gusto (almendra, soja, avena, arroz, etc.)
  • 45 g de chocolate blanco
  • 25 g de harina de maíz
  • Una cucharada de azúcar moreno

PREPARACIÓN

  1. Diluye la harina y el azúcar en  la leche vegetal, puedes pasarlo por la batidora para obtener una mezcla más homogénea.
  2. Cuece al baño maría la mezcla a fuego medio-bajo (sin que llegue a hervir).
  3. Añade el chocolate blanco removiendo poco a poco y retira del fuego cuando haya espesado.
  4. Reparte la crema en los recipientes escogidos, deja que se temple a temperatura ambiente y que termine de cuajar en el frigorífico.
  5. Un vez enfriado ya está listo para disfrutar. Puedes añadir por encima copos de avena, virutas de chocolate negro o frutos secos triturados. ¡Te encantará!

¿Sabías que…?

Las leches vegetales no contienen lactosa ni colesterol, la mayoría son de bajo contenido calórico y sus componentes son fáciles de asimilar y digerir. Además, contienen menos grasa que la leche de vaca, con un elevado porcentaje de grasas mono y poliinsaturadas, que benefician la salud cardiovascular.

También tienen un considerable contenido en potasio, y la relación sodio/ potasio es muy buena. Su contenido en vitaminas del grupo B es notable, aunque no se encuentra vitamina B12 que se presenta casi exclusivamente en alimentos de origen animal. Y aunque se les suele añadir calcio, es cierto que su biodisponibilidad y asimilación por el organismo es menor que el calcio proveniente de la leche de vaca.

Sin duda es una excelente alternativa no solo para las personas que eligen llevar una dieta variada y equilibrada y para quienes escogen seguir una dieta vegetariana, sino también para aquellos grupos de población que por circunstancias especiales no toleran alguno de los componentes presentes en las leches animales, como la lactosa o las proteínas de la leche de vaca, al igual que para personas con problemas de digestiones lentas, colon irritable, estreñimiento, diarreas…

Existen diferentes tipos de leches vegetales, dependiendo de su procedencia. Por una parte, podemos encontrar aquellas que provienen de los cereales, como el arroz, avena, espelta o cebada, las cuales se caracterizan por su alto contenido en fibra, vitaminas y minerales. Por otra parte, existen leches vegetales derivadas de los frutos secos como almendras, avellanes, sésamo o nueces. Estas son muy nutritivas y completas y son fuente de ácidos grasos de calidad y calcio. Por último, se encuentran leches vegetales procedentes de las legumbres, como es el caso de la leche de soja, con un alto contenido en proteínas de alta calidad.

Desde vitalista te recomendamos que escojas la que más te guste, ¡En la variedad está el gusto!

¡Feliz miércoles Vitalista!

Recetas Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

RECETA DE AJO BLANCO (RECETA PARA CUATRO PERSONAS

INGREDIENTES:

  • 400 ml de agua
  • 140 g de almendra
  • 100 g de miga de pan blanco
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal
  • Una cucharada sopera de vinagre de manzana
  • Dos dientes de ajo

MODO DE PREPARACIÓN

  1. Introduce la miga de pan en un bol grande y vierte encima el agua fría y deja remojar.
  2. Casca las almendras y sumérgelas durante unos segundos en una cazuela con agua hirviendo para poder pelarlas con facilidad.
  3. Mezcla las almendras peladas, el pan, los ajos y el aceite y tritúralo todo hasta que quede una pasta homogénea.
  4. Salpimienta al gusto
  5. Enfría en el frigorífico y ¡listo para disfrutar!

¿SABÍAS QUÉ…?

El ajo blanco es una receta tradicional de la cocina mediterránea. El ajo blanco, al ser una de las variedades más utilizadas en la cocina también se conoce como ajo común.

Es un ingrediente altamente recomendado a personas que presentan hipertensión arterial, taquicardia y arteriosclerosis. Por otro lado, a pesar de lo anterior y de sus múltiples beneficios en la salud, también tiene algunos inconvenientes por lo que no conviene abusar de él. Un exceso de ajo en las comidas está contraindicado cuando hay una tendencia a sufrir hemorragias, porque actúa como anticoagulante, y en caso de haber deficiencia de jugos gástricos puede provocar flatulencia.

Ahora que sabemos un poco más del ajo… ¿Te vas a animar a hacer esta receta vitalista?

¡Feliz miércoles!

Recetas Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

CREMA DE COLIFLOR, QUESO FETA Y YOGUR (RECETA PARA CUATRO PERSONAS)

INGREDIENTES

  • · 550 g de coliflor
  • · 80 g de queso feta
  • · 80 g de puerro
  • · 60 g de yogur natural desnatado
  • · 40 g de patata
  • · 4 cucharadas de leche evaporada
  • · 3 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • · Una hoja de laurel
  • · Sal y pimienta al gusto

PREPARACIÓN

  1. Prepara un caldo con los troncos de la coliflor y las hojas de laurel.
  2. Corta y rehoga a fuego bajo la cebolla, el apio, el  puerro y la patata durante 15 minutos.
  3. Cuela el caldo dejando las hojas de laurel y añádelo a las verduras.
  4. Añade la coliflor y deja hervir a fuego lento durante 20 minutos.
  5. Retira las hojas de laurel y pásalo por la batidora.
  6. Finalmente añade la leche evaporada, el yogur y el queso.
  7. Consejo: Si quieres puedes añadirle cebollino picado muy fino por encima. Te sorprenderá!

¿Sabías que…?

La coliflor pertenece a la familia de las crucíferas que engloban también a la berza, el repollo, el brócoli, la col, las coles de bruselas, etc. Este grupo de alimentos contienen unos potentes antioxidantes naturales llamados isotiocianatos y glucosinolatos que contrarrestan los efectos de los radicales libres, ayudando a reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer y a prevenir enfermedades cardiovasculares. Además, estos antioxidantes, poseen una potente acción antibacteriana, siendo beneficiosas para la piel y las articulaciones. Igualmente son ricas en ácido fólico, vitamina C, betacaroteno, y fibras.

Estos vegetales también se caracterizan por el fuerte olor que desprenden durante la cocción, esto es debido al elevado porcentaje de azufre que contienen, responsable también del gusto perfumado y ligeramente amargo típico de estas verduras.  Un truco para reducir este desagradable olor es añadir en el agua de cocción un chorro de leche o de vinagre, escoge uno u otro en función de la receta.

¡¡Feliz miércoles vitalista!!

Recetas Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

DEJA DE COMER CUANDO NO SIENTAS HAMBRE, NO CUANDO ESTÉS LLENO

¿Cuántas veces hemos terminado de comer y nos hemos sentido completamente hinchados y llenos? ¿Por qué nos pasa eso? ¿Por qué no somos capaces de parar de comer cuando no sentimos hambre y solamente paramos cuando nos sentimos llenos?

Podemos contestar a esas preguntas únicamente aprendiendo dos cosas. La primera es aprender a comer con plena consciencia (Artículo publicado en blog vitalista http://blog.vitalista.com/2014/02/27/comer-con-plena-conciencia/) y la segunda es aprender a identificar el hambre fisiológico del hambre psicológico.

Para alimentarnos de manera correcta debemos saber en qué consiste cada tipo de hambre y saber por qué se produce.

El hambre psicológico es aquel que sentimos cuando tenemos unas ganas repentinas de comer algo (asociándose a algún alimento en concreto). Suele ser por lo general, alimentos insanos e hipercalóricos. Este tipo de hambre puede aparecer por diversas causas, entre ellas la ansiedad, el estrés, estar sometidos a dietas muy estrictas que contengan un listado de “alimentos prohibidos” etc…

Pongamos un ejemplo…

Son las 19:00h y estás trabajando. Actualmente estás sometido a mucha presión en el trabajo y aparte quieres bajar un poco de peso…

Has realizado ya un desayuno completo y equilibrado, una media mañana y una comida saludable y acabas de terminar de merendar. Quedan dos horas hasta la cena, tienes todavía mucho trabajo pendiente y a pesar de no tener hambre, te apetece tomar algo más. Seguramente no estarás pensando en tomar un plato de judías verdes o un plato de ensalada, sino que estarás pensando en comer alimentos grasos y calóricos.

¿Sabes por qué? La respuesta es simple. Las grasas saturadas y los azúcares simples producen un efecto mayor sobre nuestro estado de ánimo a corto plazo y nos ayuda a calmar las emociones.

Por otro lado, tenemos el hambre fisiológico, que es aquel que sentimos cuando nuestro cuerpo realmente necesita nutrirse. Suele darse de forma gradual y la principal diferencia con el hambre psicológico es que está abierta a todo tipo de alimentos y no a uno en concreto. Por lo general los síntomas de este tipo de hambre son ruidos y molestias estomacales y tras comer no genera sentimientos de culpabilidad como los genera el hambre psicológico.

Por eso mismo vitalista, es muy importante que sepas diferenciar los tipos de hambre. ¿Sabes cómo hacerlo? Cuando empieces a notar hambre, plantéate lo siguiente:

  1. ¿Cuántas horas he pasado sin comer?
  2. ¿Qué es lo que quiero comer?
  3. ¿Puedo asociar ese hambre a algún sentimiento (estrés, tristeza, culpabilidad…)?

Si has estado más de 4 horas sin consumir alimentos y te apetece comer cualquier tipo de alimento,  es porque realmente tienes hambre. Pero si no es así,  para evitar calmar las emociones con la comida, intenta recurrir a otras técnicas como la música, la meditación, el ejercicio y por supuesto… ¡no te olvides de beber agua! Ya que muchas veces podemos confundir la sensación de hambre con la deshidratación.

¡Aprende a diferenciar estos tipos de hambre y come cuando lo necesites y lo que necesites!

Elena Gurucharri
Dietista-Nutricionista de Vitalista

Dieta sana Sobre nutrición Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

TERNERA BRASEADA SOBRE SETAS, BRÓCOLI Y CREMA DE TOMATE SECO

INGREDIENTES:

  • 650 g de ternera magra
  • 480 g de brócoli fresco
  • 360 g de tomate triturado
  • 280 g de setas mixtas
  • 160 g de cebolla
  • 120 g de puerro
  • 20 g de albahaca
  • 20 g de tomate seco
  • Dos cucharadas soperas de
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Dos cucharas soperas de vino blanco
  • Un diente de Ajo
  • Orégano
  • Pimienta
  • Sal

MODO DE PREPARACIÓN:

  1. Corta la cebolla, las setas, el puerro y el brócoli  en trocitos pequeños y saltéalos en una sartén con aceite de oliva a fuego medio.
  2. En otra sartén con aceite de oliva a fuego medio-alto, introduce la carne y deja que se dore por todas partes y retírala.
  3. Cuando el salteado esté listo, introduce la ternera junto con el vino blanco, el ajo, la albahaca y el orégano, llévalo a ebullición e inmediatamente apaga el fuego, déjalo reposar con la tapa cerrada y salpimienta al gusto.
  4. En otra sartén con aceite de oliva, introduce los tomates secos y los tomates naturales cortados en trozos pequeños y sofríelos a fuego medio. Posteriormente, retíralo del fuego y tritúralo todo hasta tener una textura cremosa.
  5. ¡No te olvides de la presentación vitalista! Presenta esta magnífica receta poniendo como base la crema de tomate seco y por encima coloca la ternera braseada con cebolla, setas, puerro y brócoli. ¡Seguro que sorprenderás a tus comensales!

¿SABÍAS QUÉ…?

La palabra braseado o breseado deriva del francés “braiser” que proviene de “braise”,  que significa brasa.

Brasear define dos métodos de cocción. Uno de esos métodos es “Asar ciertos alimentos sobre la brasa” y el otro es “Guisar un alimento en su propio jugo, a fuego lento”.

Es una técnica culinaria muy realizada con carnes y pescados que consiste primero en cocinar con calor seco y posteriormente con calor húmedo en un recipiente cerrado, generalmente en una olla cubierta con algún líquido (agua, vino, caldo, leche, etcétera).

¡Anímate a realizar esta receta! Tendrás como resultado una elaboración muy tierna, sabrosa y con los sabores de todos los ingredientes bien integrados :)

Feliz miércoles vitalista

Recetas Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario